El Modelo Magnético Mundial, mapa que resulta esencial para la navegación a nivel global, tuvo que sufrir un cambio anticipado luego de que científicos expertos en el área constataran el rápido y enigmático desplazamiento del Polo Norte.

Aunque este ajuste estaba previsto para mediados del 2020, luego de un análisis que se realiza de forma anual, la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica estadounidense (NOAA) y la Oficina de Estudios Geológicos del Reino Unido (BGS), demostraron que si los especialistas no introducen cambios en el actual sistema, su imprecisión podría causar problemas a la navegación.

El modelo, también conocido como WMM, es un sistema empleado no solo a la hora de predecir los cambios en el campo magnético terrestre con varios años de anticipación, sino que es ampliamente utilizado en los sistemas que dirigen los barcos en el mar, así como en numerosas aplicaciones como Google Maps, reseñó Russia Today.

El problema, entre otros factores, radica en el movimiento del Polo Norte, pues éste vaga en maneras impredecibles.

Actualmente el Polo se está desplazando hacia Siberia y se aleja de Canadá a una velocidad de 55 kilómetros al año, algo que aunque no parezca mucho, resulta fundamental a la hora de manejar adecuadamente la navegación en todo el mundo.

“El hecho de que el Polo se mueva rápido hace que esta región [donde se encuentra] sea más propensa a errores graves“, advierte el investigador del cambio magnético terrestre Arnaud Chulliat, de la NOAA.

Con respecto a su causa, los especialistas todavía carecen de una explicación del fenómeno. Una de las versiones es que se producen a causa de ondas “hidromagnéticas” que emanan de las profundidades del núcleo terrestre.

Comments

Leave a reply

Your email address will not be published.