Everaldo Ramos, recientemente electo para el cargo de regidor en la provincia de Abancay, capital de la región de Apurímac en Perú; despertó las criticas de la comunidad internacional luego de juramentarse de una manera polémica.

Durante el acto realizado en la plaza Micaela Bastidas, el funcionario señaló que juraba cumplir con su cargo “por una ciudad libre de venezolanos“.

“Juro por Dios, por una lucha frontal contra la corrupción, por una ciudad libre de venezolanos, por el respeto a los derechos laborales y por nuestro Ejército Peruano… sí juro”, dijo Ramos.

De inmediato, las “chiflas, pitidos y silbidos” no se hicieron esperar en rechazo a lo dicho por el recién juramentado municipalista, hasta tuvo que intervenir el orador de orden para calmar los ánimos de los presentes.

Ciudadanos de la ciudad peruana recordaron que durante la campaña, el hoy regidor prometió que de ganar “mandaría a fusilar a los homosexuales”, hecho que negó al indicar que su cuenta fue hackeada.

Comments

Leave a reply

Your email address will not be published.