El corazón es el órgano más importante del cuerpo, es por eso que los especialistas en nutrición recomiendan comer alimentos sanos y bajos en grasas para evitar infartos y trombosis, sin embargo, aquí te traemos algunos de ellos que pueden evitar estos padecimientos.

A través de un estudio publicado por los investigadores Lau K, Chan Y. H, Wong Y. K y su equipo del Departamento de Medicina de la Universidad de Hong Kong, aseguran que el ajo tiene un efecto protector de la función endotelial de los vasos sanguíneos, y es por ello que los expertos recomiendan su ingesta diaria, ya que “puede jugar un papel en la prevención de episodios arteroescleróticos”.

Además otra investigación hecha por K. Ried, C. Toben y P. Fakler, afirma que el ajo debe “considerarse como una alternativa más segura que las medicaciones destinadas a bajar los niveles de colesterol”.

Por otro lado, según un estudio realizado por el doctor Barry S. Kendler, del Departamento de Biología del Manhattan College, en la ciudad de Nueva York, especifica que “las cebollas tienen efectos favorables en los factores de riesgo de los pacientes sanos y también en los que padecen arterioesclerosis“.

El calor, el enemigo

Existe un problema para estos alimentos, ya que el calor elimina completamente los efectos antitrombóticos, y así lo explica el doctor Michael Greger, quien dice que “la cebolla y el ajo son mejores inhibidores de los trombos si se consumen crudos que si se cocinan. Dado que el ajo y la cebolla se consumen normalmente cocinados, su eficacia como hierbas preventivas de la salud cardiovascular puede estar en duda”.

Con información de El Confidencial

Comments

Leave a reply

Your email address will not be published.