La famosa actriz venezolana, Alba Teresa Roversi Key, aseguró que no se fue de Venezuela por la crisis que vive la nación, sino por circunstancias de trabajo.

“Yo no me fui de Venezuela por la grave situación que vive el país, sino por circunstancia de trabajo”, explicó la actriz que se encuentra actualmente en Miami, EEUU.

Asimismo, aclaró que se fue el año 2011 para participar en un versión al español de los Monólogos de la vagina, la cual montó en dicha ciudad, el director y dramaturgo venezolano Manuel Mendoza, reseñó El Universal.

“Inicialmente iban a ser nueve funciones, pero el éxito fue tan grande, que terminamos haciendo más de 30. A partir de allí, se me abrieron otras puertas, oportunidades que obtuve por mis novelas anteriores, por ellas sabían quién era”, explicó.

Alba, recuerda perfectamente cómo fue su semana antes de abandonar su país natal. “El miércoles 2 de febrero de 2011 terminé de grabar La mujer perfecta en Venevisión, y el domingo siguiente finalicé la temporada teatral de Confesiones de mujeres de 30. El lunes ya estaba viajando a Miami”.

Desde entonces, nuevos proyectos laborales fueron surgiendo de manera progresiva y casi sin pausa. “Hice una temporada de Confesiones de mujeres de 30 en Nueva York, con María Conchita Alonso y Charityn Goico. Casi al unísono me contrataron de un canal regional, Mega TV, para un show llamado A tacón quitao, una revista de variedades donde yo era la conductora principal. Estuve siete meses allí. Ese mismo año me llamaron de Telemundo para hacer Corazón valiente. Entré en la mitad de la telenovela haciendo de madre de uno de los protagonistas, y estuve en más de 200 capítulos. Luego vino Marido de alquiler, como la tía Iris, un personaje de comedia que pegó mucho. Era una villana a la que todo le salía mal. Participé también en dos unitarios de la serie Decisiones, sobre casos judiciales, y hace un año hice otro dramático, Sangre de mi tierra, también en Telemundo”.

“Ya tenía mi visa de residente desde 2005”, señaló asegurando que no tuvo ningún tropiezo a la hora de quedarse y seguir trabajando. A ella se le unió su esposo, Richard González, operador de video y que viene de una familia televisiva, pues a su padre, Orlando González Vélez, trabajó durante largos años en ese campo de RCTV. “Hicimos una buena mancuerna, él consiguió la visa y ahora es residente como yo. Las puertas se nos fueron abriendo. En cuanto a mi hijo Enrique, al principio prefirió quedarse en Venezuela”.

La fémina, explicó que su hijo trabajaba con el político Carlos Ocariz. Sin embargo, resaltó que un día fue a renovar la residencia y decidió quedarse. Actualmente, el hombre tiene 30 años y trabajaba para una multinacional.

Por otro lado, la actriz, agregó que no ha vuelto hacer telenovelas ya que en EEUU se cerró esa posibilidad. “De cuatro que se hacían en un año, ahora se producen una en ese mismo lapso. Ahora todo lo traen hecho de México y Colombia, les sale mejor o les conviene más hacer de esa manera”.

De igual manera, Roversi pertenece a un grupo denominado “Raíces de Venezuela”, la cual se encarga de recoger cosas usadas en buen estado, tales como ropa, sábanas, cobijas, platos, ollas y muebles, para quienes lleguen a los Estados Unidos, tengan algo con que arrancar. Asimismo, agregó que también colabora con Nelson Bustamante, el cual asiste a los venezolanos que salen por la frontera de Cúcuta.

¿Qué añora de Venezuela?

La venezolana, aseveró que extraña todo de su país. “Me ha costado mucho vivir fuera, soy muy venezolana. Hablo y se me sale una reina pepiada. Extraño mis novelas, mis tradiciones, mi familia, mis amigos, la gente que es tan divina. Lo que soy se lo debo a la educación y a los valores que recibí de allá de mis padres”, señaló.

¿Regresaría?

Para finalizar, la mujer sentenció que sin ninguna duda regresaría a su país natal. Sin embargo, explicó que fue hace un mes y vio esa posibilidad “un poquito mas lejos”. “Todo esta deteriorado, no hay desarrollo. Pero tengo todo allá como si fuera a regresar. No quiero que me quiten esa ilusión”.

Comments

Leave a reply

Your email address will not be published.