Carlos Manuel Pino García fue expulsado de Colombia por presuntamente realizar actividades que atentaban contra la seguridad nacional, sin embargo, el venezolano manifestó que no es un peligro y que, de ser así, las autoridades colombianas debieron haberlo detenido.

Lea también: Lo que habría detrás de la expulsión del venezolano Carlos Pino de Colombia

“Si yo fuera un peligro para la seguridad de Colombia, lo más obvio que pudieron haber hecho las autoridades colombianas era haberme detenido y mostrar las pruebas”, indicó.

Durante una entrevista ofrecida a BLU Radio, manifestó que detrás de su caso hay una novela “tramada de un absurdo” y agregó que está dispuesto a regresar a Colombia a verificar cuáles son los delitos de los que se le está acusando.

“Estaba compartiendo en un restaurante público con unos amigos de un sindicato, hablando de temas nacionales y políticos con relación a la situación de Colombia y Venezuela. Eso no es injerencia política”, expresó el hombre que trabajaba para la embajada venezolana en territorio colombiano.

Asimismo, Pino afirmó que nunca estuvo en los campamentos de venezolanos en Bogotá, una versión que contradice lo expresado por sus compatriotas que dicen haberlo visto en varias ocasiones en los sectores en los que ellos se concentran.

“Te exhorto a que me compruebes que yo estuve en esos campamentos. Jamás ni nunca he estado en esos campamentos ni fui al terminal. Esa es una actitud bellaca de parte del que generó esa matriz”, apuntó al tiempo que aclaró que sí participó en un plan desarrollado por el encargado de negocios de la embajada, Jean Carlos Torres, quien estuvo en los campamentos tratando de convencer a los ciudadanos a que regresaran a Venezuela.

Sobre los hechos ocurridos en 1999 que fue detenido en una operación contra un campamento de las Farc en Vichada, Pino aclaró que ese proceso precluyó y que ese no puede ser el argumento para justificar su expulsión.

“En esa oportunidad fueron detenidos cuatro venezolanos, acusándoseles de rebelión. Efectivamente eso ocurrió, pero la Fiscalía de Colombia autorizó a esos cuatro venezolanos regresar a Venezuela. Salimos por el aeropuerto internacional El Dorado. (…) El único venezolano que regresó a Bogotá para ponerse a la orden de la Fiscalía fue este señor que les está hablando: Carlos Manuel Pino”, añadió.

Comments

Leave a reply

Your email address will not be published.