La coordinadora nacional de Vente Venezuela, María Corina Machado, considera que la Asamblea Nacional debe llenar “el vacío de poder” que se genera el 10 de enero cuando constitucionalmente concluye el primer período presidencial de Nicolás Maduro.

“¿Que tiene riesgos? Sin duda. ¿Que habrá una arremetida? Es muy posible. Pero no hay otra opción que avanzar por la ruta del desconocimiento total”, defendió.

En este sentido, llamó a los diputados a escoger una directiva en el Parlamento de “hombres y mujeres que estén a la altura de este desafío y dispuestos a cumplir su deber”; y remarcó que “no se trata de repartir cargos, ni acuerdos entre cúpulas”.

María Corina Machado sostuvo que lo que realmente “está en juego” el 10 de enero es “la legitimidad de la propia Asamblea Nacional” que, a su juicio, debe asumir “a ruta del coraje, del desconocimiento, de la ruptura histórica”.

EL TEXTO ÍNTEGRO:

Venezolanos, ¿qué tiene que pasar a partir del 5 y el 10 de enero?

Hay que acabar con el Estado criminal, tenemos que salvar a Venezuela.

Nicolás Maduro es ilegítimo desde el primer día; es un usurpador que se robó la elección presidencial del 2013, que está siendo juzgado por crímenes de lesa humanidad en la Corte Penal Internacional (CPI) y es un reo de la justicia, condenado por ladrón por el legítimo Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) en el exilio.

El 10 de enero, constitucionalmente, concluye un período presidencial y no hay presidente electo. Hay un vacío de poder y la obligación de llenarlo la tiene la Asamblea Nacional, designando un Gobierno de Transición encabezado por el propio Presidente de la Asamblea Nacional.

¿Que tiene riesgos? Sin duda. ¿Que habrá una arremetida? Es muy posible. Pero no hay otra opción que avanzar por la ruta del desconocimiento total de la tiranía y cohesionar toda la fuerza institucional en la dirección de la ruptura del sistema.

Los diputados que asuman la Presidencia y las Vicepresidencias de la Asamblea Nacional tienen que estar muy conscientes de lo que significa esta responsabilidad histórica y tener una gran fortaleza ética y espiritual.

Por eso, le pido a cada Diputado a la Asamblea Nacional que a la hora de votar para elegir la nueva directiva de la Asamblea Nacional el 5 de enero, lo haga por hombres y mujeres que estén a la altura de este desafío y dispuestos a cumplir su deber.

No se trata de repartir cargos, ni acuerdos entre cúpulas. Nos estamos jugando la vida. Los ojos de Venezuela y el mundo están sobre ustedes. Es la oportunidad para la Asamblea Nacional y para Venezuela.

Si finalmente la AN cumple con el mandato que le dimos cuando la elegimos y que ratificamos el 16 de julio, entonces contará con todo nuestro apoyo.

Diputados de la Asamblea Nacional, asuman la ruta del coraje, del desconocimiento, de la ruptura histórica.

A los venezolanos y a la Fuerza Armada Nacional les pido que entonces la respaldemos y la acompañemos.

En definitiva, lo que está en juego el 10 de enero no es la legitimidad de Maduro, que no la tiene y nunca la tuvo, lo que está en juego es la legitimidad de la propia Asamblea Nacional. Finalmente tiene que cumplirle a Venezuela.

Comments

Leave a reply

Your email address will not be published.