El gobierno cubano admitió el viernes que no tendrá la capacidad para cumplir con todos sus compromisos de deuda en 2019, debido a complicaciones económicas internas, pero indicó que se establecerán prioridades de pago.

“El año 2019, vamos a tomar menos crédito que la deuda que estamos planificando pagar, que no es toda la que tenemos. Hay un nivel de deuda que no vamos a poder pagar el próximo año y que afecta el desempeño de la economía”, dijo el ministro de Economía Alejandro Gil, en una sesión de la Asamblea Nacional donde se discuten los planes para el próximo año.

“El nivel de endeudamiento con el que está trabajando la economía es alto y nos genera tensiones en el día a día. Hemos estado buscándole soluciones puntuales pero se afecta el desempeño armónico de la economía”, comentó.

Gil aseguró que el gobierno establecerá “un nivel de prioridad” para sus compromisos, y explicó que el monto de deuda que Cuba pagará va a ser ligeramente superior al monto de nuevos créditos que van a tomar, “lo que significa que no vamos a incrementar el nivel de endeudamiento”.

Recientemente, parte de la deuda de Cuba con Brasil entró en default, mientras que otra porción está atrasada, en financiamientos relacionados a la construcción de un puerto y a la compra de alimentos.

La Habana justifica esos atrasos por los efectos del huracán Irma en sus cosechas y el recrudecimiento del embargo que le aplica Estados Unidos, que dificulta sus operaciones financieras internacionales.

Cuba ha logrado renegociar exitosamente gran parte de su deuda externa, principalmente con el club de París. Actualmente la Unión Europea es su mayor socio comercial.

Gil detalló que el 24,5% de sus importaciones son para proyectos de inversión. “Eso ilustra que no estamos deteniendo el desarrollo y estamos apostando por sectores estratégicos del país”, comentó.

“La tarea es que cada dólar que nos presten para hacer una inversión lo podamos devolver en el tiempo indicado a partir del rendimiento de esa propia inversión. Así está diseñado el plan del próximo año”, sostuvo Gil.

El gobierno cubano informó que su economía creció 1,2% en 2018, en medio de la escasez de harina -cuyo suministro ya se va normalizando- y alimentos como huevos, además de complicaciones en el transporte público. AFP

Comments

Leave a reply

Your email address will not be published.