Las filas para conseguir combustible en Caracas se intensificaron hoy debido a que varias estaciones de servicios se encuentran cerradas en la capital venezolana por fallas en la distribución de gasolina.

Las filas, en las que en promedio los ciudadanos pueden pasar hasta una hora, se vienen observando desde el pasado lunes en Caracas, aunque son comunes en los estados fronterizos con Colombia, Táchira y Zulia o del occidente como Lara.

Las autoridades de la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) aún no se han pronunciado de forma oficial sobre esta situación, que durante este año se ha presentado en la capital venezolana en al menos tres oportunidades.

Sin embargo, una fuente de PDVSA dijo ayer miércoles a Efe que los fallos en el suministro se deben a que la planta que surte gasolina a Caracas, ubicada en Guatire -a 40 kilómetros de capital venezolana- no está operando en su total capacidad debido al incendio ocurrido la semana pasada que dejó varios heridos y dos muertos.

Además, en su edición de hoy, el diario Últimas Noticias, de tendencia pro oficialista, indicó que dicha planta se encuentra intervenida por orden presidencial debido al incendio.

El rotativo señaló también que se ejecuta un “plan de contingencia” en la planta y que se realizará un “mantenimiento exhaustivo”.

“Camiones ingresan al sitio para vaciar esferas y cilindros de gas, kerosene, gasoil y gasolina; pero las instalaciones se encuentran paradas. Los funcionarios informaron que las plantas de Catia La Mar (estado central de Vargas); Yagua (estado central de Carabobo) y Jose (Anzoátegui, este) abastecerán a la gran Caracas y el centro del país”, agrega el diario.

En ocasiones anteriores PDVSA, que atraviesa diversos problemas incluidas múltiples investigaciones por corrupción y el impago selectivo a algunos proveedores, ha atribuido los fallos en el suministro y la escasez de gasolina a las sanciones financieras de Estados Unidos.

Venezuela, el país con mayores reservas probadas de petróleo del mundo, atraviesa una grave crisis económica traducida en hiperinflación, escasez de alimentos y medicinas y actualmente la producción de crudo se encuentra en 1,137 millones de barriles diarios (mbd), según datos de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP).

EFE

Comments

Leave a reply

Your email address will not be published.