La secretaría de Salud de la capital del Valle, en Cali, ordenó finalmente el entierro de un joven venezolano que fue velado durante nueve días por sus familiares, luego de haber sido víctima de la delincuencia mientras se tomaba un refresco en en el barrio Puertas del Sol.

La familia del difunto, identificado como César Alexis Blanco, de 20 años de edad, se encontraban renuentes a llevar a cabo el sepelio, luego de que presuntamente, escucharan las palabras de Dios, quien al parecer, les había pedido una serie de rezos y cánticos para poder conseguir la resurrección del joven.

Toda esta situación había causado un tremendo revuelo desde hace varios días entre los habitantes de la zona, quienes se quejaban por el fuerte olor.

Autoridades y medios se habrían aproximado al lugar en varias ocasiones, sin embargo, fue la secretaría de Salud de Cali quien ordenó finalmente que el cuerpo fuera sepultado, según lo reseñado por el diario El País.

El caso había tenido resonancia a nivel nacional e incluso internacional, tras conocerse las declaraciones de algunos de los familiares del joven, como su padre, Julio Blanco, quien manifestó que Dios se había manifestado con ellos y por eso habían decidido no enterrarlo.

El hombre, quien pertenece a una familia muy religiosa, señaló que a su residencia habían ido varios visitantes y que tras salir de ella, se sentían diferentes.

Comments

Leave a reply

Your email address will not be published.