El cadáver de un adolescente de 17 años fue hallado en El Calvario, municipio Libertador de Caracas.

De acuerdo a lo publicado con Efecto Cocuyo, Iván José Salazar salió desde Valencia a Caracas para sacarse una cédula de identidad. Llamó a uno de sus tíos y avisó que estaba en Caracas, que estaba bien y que estaba sacando el documento para poder viajar a Colombia con su mamá. Prometió regresar el lunes, porque ese día le entregarían el documento.

En horas de la noche del domingo 16 de diciembre, una vecina de la familia en Valencia tocó la puerta avisándole que había leído en Facebook que le escribieron al adolescente un mensaje de luto. El joven fue asesinado de cinco tiros en la cara. Su rostro estaba irreconocible.

En la morgue de Bello Monte le confirmaron a la abuela que el menor de edad estaba allí. “Aquí hay un muchacho con esas características, pero está irreconocible. Le dieron cinco tiros en la cara”, le dijo el funcionario forense que la atendió.

Hace semanas, la madre de Iván lo dejó a cuidado de su abuela, quien viajó a Colombia por una operación de la vejiga. Era hijo único y dejó los estudios hace seis años.

Comments

Leave a reply

Your email address will not be published.