Durante los festejos navideños, pasan cosas muy curiosas, y es el caso de un oso, que a través de unas cámaras de seguridad, se logra ver como arruina los adornos navideños de la entrada de una casa, y además toca el timbre.

En dicho ejemplar, se ve como el oso agarra con el hocico un muñeco en la fachada del inmueble, y tras jugar un rato con el mismo, procede a tocar el timbre.

Afortunadamente, uno de los dueños del lugar, logra percatarse de la presencia del oso antes de abrir la puerta, y decirle: “Oso, vete”, al escuchar las palabras, el animal procede a retirarse.

Con información de Telemundo en su cuenta de Twitter

Comments

Leave a reply

Your email address will not be published.