Un cerdo muerto, acompañado de el mensaje “Ya han pasado dos años de espera, Venezuela paga los perniles” apareció la mañana de este miércoles frente a la estatua de Simón Bolivar en la avenida principal de Lisboa, Portugal.

De acuerdo a la información publicada por Jornal de Noticias, el objeto fue colocado por acción de protesta con respecto a la controversia que se suscitó el año pasado, cuando el presidente de Venezuela Nicolás Maduro, acusó a Portugal de sabotear la exportación de perniles navideños para el país.

A partir de ese momento empresas portuguesas reclamaron al mandatario venezolano una deuda que data desde el 2016.

Una de ellas fue la empresa de procesamiento de alimentos Raporal- Rações de Portugal, quién reveló para ese entonces que Venezuela debía, cerca de 40 millones de euros por el suministro de cerdos.

Comments

Leave a reply

Your email address will not be published.