El supermercado Fry´s Food, ubicada al este del zoológico de Phoenix, en Arizona, ha comenzado a enviar pedidos a sus clientes a través de un vehículo autónomo llamado R1, según reseña la agencia AP.

Pam Giannonatti de The Kroger Co, empresa de supermercados propietaria de Fry’s, ha informado que el pequeño auto diseñado por la compañía Nuro -que no cuenta con volante y no dispone de asientos-, irá a una velocidad máxima de 40 kilómetros por hora (25 millas) por calles residenciales, pero evitará vías principales y autopistas.

Aunque el servicio es limitado a un radio de 1,6 kilómetros (una milla), esta prueba representa el más reciente paso para las industrias que intentan reducir sus costes de entrega de artículos diarios y para aquellos que promueven la presencia de vehículos autónomos en caminos públicos.

Cuando sea requerido, el R1 se trasladará dentro del radio de 1,6 kilómetros de la tienda Fry’s Food. Los clientes realizan una orden a través de su teléfono u ordenador y reciben un mensaje de texto cuando el pedido vaya de camino. Una vez que el vehículo llega, el cliente recibirá un código para abrir las puertas.

Los consumidores pagarán una tarifa de 5,95 dólares y pueden hacer pedidos para ese mismo día o con un día de anticipación.

Comments

Leave a reply

Your email address will not be published.