El abogado del caso de la turista venezolana Carla Stefaniak, en Costa Rica, cree que pueden estar más personas involucradas, entre ellos, posibles huésped del hotel donde se alojó la mujer.

De acuerdo con lo publicado por Diario Extra, después que se reportó la desaparición, el representante de EEUU en Costa Rica, Mark Wilde, llamó al 911 y dio la alerta de desaparición. El FBI intervino la empresa en Estados Unidos que ofreció el servicio de taxi en Costa Rica y trasladó a Stefaniak al hotel Villas Le Mas en San Antonio de Escazú, de donde nunca salió.

Esa situación permitió que el FBI suministrara el GPS del celular de Carla al OIJ para que estos monitorearan el recorrido y luego dieran con el cuerpo días después de la turista venezolana-estadounidense.

“Para nadie es un secreto que la víctima muere en una segunda planta, y según las características que tiene este detenido (Bismark Espinoza), es muy difícil bajar un cuerpo en estado inerte de 85 kilogramos por sí solo”, dijo el abogado Rivera Chévez, quien consideró que para bajar un cuerpo de esa magnitud, se ocuparía al menos de 4 personas. De hecho, para cargar el cadáver desde donde ocurrió el crimen hasta el lugar en que lo encontraron, en un lote baldío a 300 metros de distancia, se sospecha que para una sola persona sería muy difícil hacerlo.

“A nosotros se nos ocurre como investigadores que, para trasladar el cuerpo, posiblemente tuvieron que montarlo en algo rodante, tal vez un carretillo. También que cuatro personas trasladaran el cuerpo alzado hasta donde la encontraron.
El misterio de quiénes son esas cuatro personas es lo que está por resolverse”, dijo.

En tal sentido, el abogado presume que quienes podrían estar implicados son personas que viven en el hotel, tal vez algunos huéspedes, pero todo es hipotético.

“Hay que analizar, según lo que recopile el OIJ para determinar cuántas personas había en el hotel, quiénes se encontraban en la zona del suceso, si los entrevistaron, así como la contradicción de Bismark que fue primordial para su captura y la imposición de prisión preventiva. El OIJ tiene que recabar esa prueba testimonial faltante para ver si efectivamente hay más involucrados”, remató.

Comments

Leave a reply

Your email address will not be published.