Tokio, 18 dic (EFE).- Uno de los responsables del androide Pepper, Kaname Hayashi, presentó hoy su nueva apuesta por la robótica emocional, Lovot, un aparato que aspira a convertirse en un nuevo compañero para el ser humano y solucionar el problema de la soledad. En una rueda de prensa en Tokio, Hayashi reveló a los periodistas el prototipo de su nueva invención, que emula a robots tan famosos como BB8 de la saga Star Wars y el gato del futuro Doraemon, y saldrá a la venta en 2019.

Su nombre procede de la combinación de los términos “Love”, amor en inglés, y “Robot”, y nace con el objetivo de “despertar sentimientos de amor” y crear un vínculo afectivo con su dueño. Es tímido cuando conoce a alguien nuevo, reconoce las voces habituales y le encantan las muestras de cariño. Con apenas la capacidad de interacción de un bebé o una mascota, Lovot no es útil ni trabaja para las personas, pero supone una presencia “reconfortante”, según su creador.

A pesar de sus limitadas funciones está equipado con avanzada tecnología: cuenta con sensores en 20 lugares que evitan que choque o caiga, tiene una temperatura similar a la de un ser humano y es sensible al tacto.  Según el inventor, por primera vez, la robótica y la inteligencia artificial se fusionan para incidir en “lo emocional” y no “buscar la productividad”, algo que interesó a muchas compañías.

1 comment

  1. 699315 724366Wohh exactly what I was looking for, regards for putting up. 210743

Leave a reply

Your email address will not be published.