Las autoridades guatemaltecas dicen que han terminado todo el trámite necesario para repatriar el cadáver de la niña migrante de 7 años que murió bajo custodia de la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos.

La portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores Marta Larra dijo que prevén que los restos de Jakelin Caal lleguen a Guatemala el jueves y luego sean trasladados a su pueblo natal, San Antonio Secortez.

Caal y su padre eran parte de un grupo de 163 migrantes detenidos el 6 de diciembre cerca de un cruce fronterizo en Nuevo México. Horas después fueron llevados en autobús a la estación más cercana de la Patrulla Fronteriza, pero la pequeña comenzó a vomitar y eventualmente dejó de respirar. Murió horas después en un hospital de Texas. AP

Comments

Leave a reply

Your email address will not be published.