El diario británico Daily Mail reveló que el siete veces campeón del mundo de Fórmula 1, Michael Schumacher, ya no está postrado en una cama y su vida no depende de una máquina, tras el accidente que sufrió hace casi 5 años.

En ese sentido, el medio indica que el piloto recibe un tratamiento médico que cuesta más de 63.000 dólares a la semana en su residencia en Suiza, a pesar de los rumores sobre su traslado a la isla de Mallorca.

Jean Todt, jefe de la FIA, que regularmente visita la vivienda del deportista, afirmó que el pasado noviembre vio con Schumacher el Gran Premio de Brasil, reseñó RT.

Vale recordar que a finales de enero, el arzobispo católico alemán Georg Ganswein también dio detalles de su emotiva visita a la casa de Schumacher en el 2016: “Me senté frente a él, lo toqué con ambas manos y lo miré. Su cara, como todos sabemos, es la típica cara de Michael Schumacher, solo se ha vuelto un poco más rellena”.

Comments

Leave a reply

Your email address will not be published.