SantiagoChile | AFP – El cónsul de Chile en la ciudad argentina de Córdoba, Frank Sinclair, y el de Dublín (Irlanda), Gustavo Canturias, fueron separados de sus cargos debido a su vinculación en un supuesto tráfico de migrantes, informó este lunes la Cancillería chilena. Sinclair y Canturias son investigados por la fiscalía de Santiago por el ingreso ilegal de migrantes a Chile entre 2015 y 2017, por lo cual se les presentarán cargos próximamente.

“En este contexto se ha dispuesto la adscripción de los Cónsules Sinclair y Cantuarias, lo que significa su regreso a Chile, por lo que cesarán en los cargos que ejercen actualmente en el exterior”, detalló una nota de la Cancillería. Según las investigaciones de la fiscalía, ambos diplomáticos habrían recibido cerca de 1,3 millones de dólares, tras cobrarle de manera irregular un monto de entre 6.000 a 8.000 dólares por ingrerar a Chile a 200 migrantes de India y Nepal.

Una parte de estos migrantes seguiría en Chile, mientras que el resto habría seguido su camino rumbo a Estados Unidos, que era su destino final, según las indagaciones. “El Ministerio de Relaciones Exteriores reafirma su total rechazo a cualquier situación o conducta irregular”, indicó el comunicado. En los últimos cuatro años, más de un millón de extranjeros han protagonizado una migración sin precedentes a Chile, especialmente desde Haití y Venezuela, lo que llevó al gobierno del conservador Sebastián Piñera a tomar medidas como visas especiales y un programa de retorno para haitianos.

Comments

Leave a reply

Your email address will not be published.