El diputado a la Asamblea Nacional, José Guerra, señaló este lunes que han catalogado el 2018 como “el año de la catástrofe” cuya magnitud todavía “no atinamos a precisar el severo daño que se le ha hecho a la economía venezolana”.

“Desde hace 7 años ya no se publican las cifras del BCV, las cifras de fin de año, que era algo tradicional, pero (…) la política económica de este Gobierno ha consistido en un cóctel explosivo de controles de precios, controles de cambio, restricciones al comercio y, lo más grave, la emisión de dinero del BCV para financiar la voracidad fiscal. Ahí está la causa de la hiperinflación que para el mes de noviembre registró un incremento de un millón 300 mil %”, expresó.

En ese sentido, indicó que los cálculos apuntan que para diciembre la hiperinflación “va a pasar, con seguridad, de un millón 400 mil %”.

“Esto se traduce en que, por ejemplo, si un teléfono costaba en diciembre del año pasado un bolívar, para este diciembre de 2018 cuesta un millón 400 mil bolívares. No hay salario, no hay pensión, no hay jubilación, no hay ahorro que pueda soportar este ritmo de crecimiento de los precios. Tenemos una hiperinflación provocada por el Gobierno con sus efectos destructivos. Pero también tenemos que la caída de la economía nacional este año va a estar entre 25 a 28 %”, aseveró.

Además, alertó hoy sobre la “dolarización de facto” en el país. “La economía se está dolarizando de facto (…), ha venido desplazándose hacia el dólar porque en economía la moneda buena sustituye a la moneda mala para las transacciones”, sostuvo.

El dirigente de Primero Justicia destacó que Venezuela acumula 5 años corridos de caída de la actividad económica: “Una depresión económica es lo que tiene Venezuela, porque una recesión es cuando cae dos trimestres consecutivos y ya tenemos cinco años consecutivos de caída (…) es una cifra que significa destrucción, con actividades económicas cerradas, que se murieron”.

“La industria automotriz cerró, la industria de los cauchos cerrada, la industria del calzado literalmente cerrada, se trata de una recesión de la economía muy pronunciada”, dijo en rueda de prensa.

Asimismo, el parlamentario acotó que otro elemento es el tema del financiamiento externo. “Venezuela está en incumplimiento del pago de la deuda externa, acumulamos hasta diciembre 7 mil 100 millones de dólares de deuda tanto de Pdvsa como deuda soberana y el año que vienen se vencen 8 mil millones de dólares más, no hay cómo pagar la deuda que es la herencia del Gobierno de Hugo Chávez”.

“La deuda impagable nos está causando un problema: el jueves de la semana pasada los principales acreedores de Venezuela contrataron un bufete de abogados para que comenzara a accionar contra los activos de Venezuela. Advertimos que cualquier pérdida de activos nacionales – en particular, Citgo, que es la joya de la corona, con 5 mil estaciones de servicio y tres refinerías en Estados Unidos sería culpa de Maduro”, agregó.

Comments

Leave a reply

Your email address will not be published.