El presidente de Datanálisis, Luis Vicente León, consideró este domingo que la decisión de algunos países de retirar a embajadores de Venezuela después del 10 de enero, fecha de la toma del segundo mandato del presidente Nicolás Maduro, “no” es eficiente.

Pese a que los argumentos de esos países son “claros y conocidos”, León expuso que no se debería tomar esa medida.

“¿A quién perjudica más que no esté en Venezuela el embajador de Colombia? ¿Al gobierno de Maduro o a los dos millones de colombianos que todavía hacen vida en Venezuela y que pierden la conexión directa y el seguimiento presencial de sus problemas en medio de una crisis de esta magnitud? ¿El gobierno de Maduro que, con embajador o sin él, está aislado y sancionado o el gobierno colombiano, que pierde su capacidad de tener diplomáticos de máximo nivel en Caracas, siguiendo cara a cara los acontecimientos políticos y económicos de este país, reuniéndose con los políticos opositores locales, los empresarios, los académicos, los analistas y sus connacionales en Venezuela, quienes pueden ayudarle a seguir, entender y contribuir a solucionar los problemas que tienen y que tendrán un impacto fundamental en la vida política y económica colombiana? ¿Al gobierno de Maduro o al millón de venezolanos que se estima migraron y viven en Colombia?”, indicó en su artículo publicado en El Universal.

“Entendemos que un gobierno podría argumentar que esta es un posición ética y que no puede tener embajador en un país signado por la ausencia de democracia y validar con esto a un gobierno ilegítimo? Siendo entonces consistente, debemos suponer que ese país tampoco tendrá embajadores en Rusia, ni Cuba, ni en las dictaduras africanas, que adolecen del mismo mal. Revisen ustedes la lista de embajadores en esos países y se sorprenderán. ¿Quiere decir que esos países reconocen como democrático al gobierno de Cuba, de Rusia y de la mitad de África? No, porque eso no tiene nada que ver con la decisión estratégica de mantener embajadores en esos países, operando para resolver lo que haya que resolver”, agregó.

“Si yo tuviera en mis manos la decisión de qué hacer con los embajadores de todo el mundo frente al diez de enero, iría exactamente a contracorriente”, remató.

Comments

Leave a reply

Your email address will not be published.