La tradiciones navideñas, entre ellas la cena de 24 y 31 de diciembre, peligran en varios hogares venezolanos, ya que la hiperinflación y la crisis económica, han echo que muchos hogares en el país suramericano busquen opciones para suplir tantos las famosas hallacas, como los platos típicos para celebrar la época.

Los altos costos de los ingredientes para la elaboración de las hallacas, así como del pan de jamón y la ensalada de gallina, han golpeado fuertemente el bolsillos de los venezolanos, por lo que aseguraron que dicha situación les imposibilita seguir cumpliendo tradiciones en la mesa de sus hogares, reseñó Caraota Digital.

Comments

Leave a reply

Your email address will not be published.