Rafael Ramírez, exministro de Petróleo, responsabilizó al presidente Nicolás Maduro y al fiscal general Tarek William Saab directamente de la muerte de Nelson Martínez, expresidente de Pdvsa.

“Tenía una condición de salud crónica, y eso lo sabía todo el mundo. Maduro conocía el estado de Martínez porque yo se lo mencioné la primera vez que él me dijo que quería nombrarlo presidente de Pdvsa. Le dije: ‘Lo vas a matar, porque él sufre del corazón, de hecho se le efectuó una operación a corazón abierto’. Y sabía además que no iba a sobrevivir en cautiverio”, dijo en entrevista ofrecida a El Nacional.

Ramírez comentó que la defensa de Martínez envió documentos a la Fiscalía General de la República, a los jueces y a los fiscales, que explicaban su estado de salud.

“No hicieron nada. A pesar de esa condición crítica, lo mantuvieron prisionero. Debieron haberle dado un beneficio procesal, como se le ha dado a tantos presos en el país por razones políticas. Y murió sin haber sido enjuiciado, sin saber de qué se le acusaba”, señaló.

Destacó que a pesar que estaba recluido en el Hospital Militar “no se le hizo el tratamiento adecuado”, y que sus familiares intentaron, infructuosamente, que fuese atendido por sus médicos de cabecera, quienes conocían su historial médico.

“Estaba en condición crítica cuando llegó al hospital. Tenían que hacerle unas transfusiones, pero no fue posible, y le dieron antibióticos cuando ya estaba en coma. Los familiares habían solicitado anteriormente que Martínez fuese atendido por sus médicos personales, y (las autoridades) no aceptaron”, indicó al tiempo que manifestó que “le pidieron a Delcy Rodríguez, quien fue a verlo, que lo dejaran morir en su casa, pues ya estaban resignados. Tampoco ocurrió. Actuaron muy cruelmente, por eso la indignación mía y la de todos los trabajadores de Pdvsa, que ven el trato que están recibiendo gerentes y empleados de la empresa cuando son detenidos, juzgados y sentenciados por Nicolás Maduro, sin garantizar ninguno de sus derechos”.

“Todos sabían de su condición, porque era un hecho público y notorio. La empresa siempre hacía seguimiento médico a Nelson Martínez, tienen todos sus registros médicos, sus informes, y la defensa los envió a la Fiscalía. El que debe renunciar aquí es Tarek William Saab, por no haber abierto una investigación sobre la muerte de Oscar Pérez, o la de los 67 presos comunes que murieron calcinados en Carabobo, o por amenazar con la prisión a quien cuestione que la muerte de Fernando Albán fue un asesinato”, enfatizó.

1 comment

  1. 258738 289273As I internet site possessor I believe the content material matter here is rattling great , appreciate it for your efforts. You ought to keep it up forever! Finest of luck. 341230

Leave a reply

Your email address will not be published.