0Al comienzo todo fue confuso, originalmente habría una rueda de prensa a la 1 de la tarde, tres horas antes del inicio de la doble tanda entre Águilas del Zulia y Leones del Caracas, después se anunció que sería a las 2:30, finalmente fue, cuando debía ser, tras su último juego como pelotero profesional, en el equipo que lo vio nacer, Alex González se despidió del béisbol y de su fanaticada de Leones del Caracas.

En la clásica rueda de prensa que da el manager melenudo, Mike Rojas, antes de cada juego, este decía: “Alex González representa mucho tanto para la liga venezolana como para el béisbol en Estados Unidos. En su último juego (el segundo de la doble tanda del jueves ante Águilas del Zulia) Alex González estará como primer bate y campocorto. Se lo merece”, y así fue.

Alex no fue alineado para el primer compromiso, pero efectivamente fue el primer bate y campocorto del segundo que ganó su equipo. El aragüeño y el equipo habían planificado su despedida en un Caracas-Magallanes, que sería el pasado 7 de diciembre, pero la tragedia que enlutó al mundo del béisbol, tras la trágica desaparición de José Castillo y Luis Valbuena, lo impidió.

Pero llegó el día, y en su único turno al bate, en el mismo primer inning, despachó un sencillo. En el tercer inning se produjo el adiós… Luego del juego habló con los medios:

“Me sentí bastante bien en el campocorto y en el turno, eso era lo que quería. Terminar donde empecé y gracias a Dios lo logré y para mí fue un honor estar jugando ahí”, comenzó diciendo el eterno número 16.

“Todavía me quedan habilidades, pensaba que la bola iba a seguir y le eché broma a Ali Castillo, pero como decimos nosotros hay que josear los hits y es bonito, todo el mundo quiere retirarse con un hit”, continúo González.

Alex González jugó 16 temporadas en el circuito local, todas con Leones del Caracas; igual cantidad de años en lo que prestó servicio en el llamado mejor béisbol del mundo. Su tiempo con Marlins de Florida fue de los mejores. Allí fue al Juego de Estrellas de 1999 y ganó la Serie Mundial de 2003. Con Leones se tituló campeón en la temporada 2005-2006 y fue monarca del Caribe en 2003.

“Escuché la ovación de los fanáticos, pero estaba con mis compañeros adentro del clubhouse compartiendo el momento con ellos”, comentó emocionado el aragüeño.

“Para mi mamá fue bastante bonito, lamentablemente no estuvo mi padre que fue el otro que me ayudó en este camino pero sé que él está allá arriba ayudándome en este camino”, concluyó.

Antonio Calderón, con información de Prensa Leones
@AJCalderonL

Comments

Comments are closed.