El político venezolano en el exilio, Diego Arria, aseguró que los ejercicios militares que se han venido desarrollando entre Rusia y Venezuela, tras la llegada de dos aviones bombarderos desde la nación rusa al país petrolero, debe ser considerado como un proceso a evaluar minuciosamente no solo por Colombia, sino por toda Latino América, al convertirse en un peligro “real” para todo el continente.

En este sentido, aseveró que el presidente, Nicolás Maduro, busca “envalentonar” a la “poca” Fuerza Armada Nacional del país, con la presencia y el apoyo de Rusia en el campo.

“Rusia ha conseguido envalentonar a Maduro diciendo “nosotros tenemos el respaldo de Rusia””, destacó.

Asimismo, afirmó que todos estos eventos podrían ser fructíferos para que la comunidad internacional  se tome “más en serio” las posibles acciones y consecuencias a desencadenar con la presencia de Rusia, Irán o China, en Venezuela.

“En el fondo ayuda a la causa de decir: pongan atención no somos solo los venezolanos los que nos vemos afectados por está Narco-tirania“, sentenció.

Por otro lado, indicó que la única manera de “lograr una restitución de la democracia en Venezuela” es bajo la vía de fuerza. “No existe una manera de desalojar a este régimen que no sea por la vía de la fuerza local o internacional”, dijo.

De igual manera, descartó alguna posible acción militar por parte de la fuerza militar venezolana contra Colombia.

“Los colombianos si han batallado. Un régimen tan colapsado puede generar acciones imprevistas, pero no estoy tan seguras de que las Fuerza Armada este dispuestas a eso“, comentó.

Con respecto al nuevo mandato presidencial que iniciará su curso a partir del próximo 10 de enero, Arria consideró que la decisión de aquellas naciones que impulsen la retirada de sus embajadores, podría acelerar el aislamiento y el rechazo al Gobierno de Maduro.

“Esto es un paso importantísimo y puede ser una excelente oportunidad para el país”,  concluyó.

 

 

Comments

Comments are closed.