Quedaban segundo para que se concretara la victoria de Charlotte Hornets sobre Detroit Pistons, 108-107, la noche de este miércoles, en la continuación de la temporada 2018-2019 de la NBA. Pero las miradas no se centraron en el tabloncillo sino en el propietario de Hornets, Michael Jordan.

Las miradas de los asistentes se dirigieron a él luego que le diera un par de coscorrones (empujar por la cabeza) a Malik Monk, luego que este regresara al área del banquillo tras el tiro ganador del escolta Jeremy Lamb, a tres décima para concluir el encuentro.

Y es que varios jugadores de Charlotte pensaron que el juego había concluido, pero el histórico jugador de la NBA no, y las cámaras captaron el momento en que JAM reta y advertencia Monk que la acción no había concluido.

Finalmente, Hornets fue sancionados con una falta técnica que le dio el balón a Piston, restando 0.3 segundo spara el final. El base Langston Galloway aprovechó el tiro libre y le puso presión a los locales al dejar el tablero en 107-108.

La victoria da a Hornets un balance de 14-13 y se mantienen líderes de la División Sureste. En tanto, Pistons (13-13), acumula su sexta derrota seguida.

Comments

Comments are closed.