100 músicos venezolanos que emigraron a Buenos Aires, en Argentina, formaron la orquesta “Latin Vox Machine” para expresar su talento y fusionar sus emociones tras formar parte del éxodo venezolano que busca un mejor futuro.

“Latin Vox Machine” se presentó en el Teatro Coliseo con su concierto “Música para Nuestro Hogar” donde vibró la música y se mezcló el tango argentino. También se escucharon melodías venezolanas y sirias.

El concierto fue presentado por la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) en el marco del Día de los Derechos Humanos, contó con artistas refugiados sirios.

El público fue sorprendido al final del concierto, cuando la orquesta tocó dos mambos que hicieron bailar a toda la audiencia.

La encargada de Información Pública y Comunicaciones de la Oficina Regional de ACNUR, Anita Kim, expresó que “en Argentina para nosotros es muy importante poder a través de la cultura, el arte y, en este caso con Latin Vox, a través de la música, acercar a las comunidades, poder visibilizar estas historias positivas”.

Según datos de ACNUR y de la Organización Internacional para las Migraciones, más de 3 millones de personas han dejado Venezuela por la crisis.

Entre migrantes y refugiados actualmente en Argentina residen unos 130.000 venezolanos.

Arte Venezolano

Un productor audiovisual venezolano que lleva tres años en Argentina fundó “Latin Vox Machine” en 2017 tras descubrir a músicos académicos que tocaban en el metro. Comenzó con 35 integrantes, atrayendo así a otros por medio de las redes sociales.

Hoy en día la cantidad de participantes es otra, en su mayoría jóvenes entres 18 y 35 años de edad que viene de una formación por el Sistema Nacional de Orquestas y Coros Juveniles e Infantiles de Venezuela.

Zambrano ve su fundación como un lugar de integración además que “más que una orquesta, es un grupo de contención. Hay gente que está quizás algo rota y la idea es reunir esas piezas en un solo lugar y creo que la orquesta es el mejor motivo para hacerlo, la mejor motivación”.

También cuenta con músicos de Argentina, Perú, Colombia, Uruguay y Chile y con el director surcoreano Jooyong Ahn. Cada músico tiene su experiencia e historia que comparte en la orquesta.

El saxofonista César Pérez, de 33 años, destacó que “’Latin Vox Machine’ es un medio para llegar a un fin y el fin es que se demuestre de lo que es capaz una comunidad organizada”.

El pianista, arreglista y orquestador Juan Pablo Correa fue uno de los directores invitados al concierto y agradeció al país donde vive desde hace dos años. “Argentina nos ha recibido con las brazos abiertos, nos sentimos como en casa. Entonces no da chance para la nostalgia, que en parte es inevitable y también es combustible para lo que estamos haciendo”, expresó.

Zambrano quiere que sus músicos se sientan como en casa, concluyó que “eso es lo que queremos los venezolanos en este país, integrar a cualquier otra persona que haya salido de su país, integrarla a la orquesta y tener un espacio de contención donde pueda sentirse como en casa”, reseñó el portal Reuters.

Comments

Comments are closed.