El macabro juego viral que se hizo tendencia hace algunos meses alrededor del mundo, conocido como “la ballena azul”, se terminó cobrando una nueva víctima de tan solo 15 años.

El joven, quien vivía en el estado Zulia, decidió quitarse la vida ahorcándose con un mecate dentro de su vivienda ubicada en el barrio Falcón, calle 43, en Ciudad Ojeda.

Allí, dentro de uno de los cuartos del inmueble, familiares hallaron el cuerpo sin vida del joven, quien amarró el mecate en una de las vigas de la habitación, reseñó El Clarín.

Las investigaciones realizadas por los detectives de la policía científica han arrojado mediante entrevistas con parientes cercanos que el joven mantenía una obsesión en las redes sociales.

Como se recordará, el pasado 18 de julio un caso similar se vivió en la región, cuando Shirley Báez, de 26 años, llegó al Hospital Universitario de Maracaibo (HUM) con el propósito de suicidarse.

La joven, quien era periodista, subió al octavo piso, abrió una de las ventanas y se lanzó. Shirley quedó viva en el momento, pero sufrió fracturas en el cráneo, brazos y piernas.
El estado de salud fue empeorando y minutos después falleció.

Este macabro juego inició en el 2016 en Rusia y desde entonces han reportado las muertes de ciento de jóvenes.

Comments

Comments are closed.