Rafael Lacava se ha convertido en uno de los personajes más mediáticos del gobierno chavista con sus acciones como el carro de drácula y su manera de hacer política en el país, sin embargo, ¿cómo es el gobernador del estado Carabobo en su vida personal?

En una entrevista ofrecida a la periodista Shirley Varnagy en Onda, Lacava reveló que siempre ha sido un hombre “dicharachero, irreverente, muy extrovertido para la gente e introvertido para las mujeres, por eso pase mucho trabajo aunque me case con una mujer espectacular”.

Lacava también aprovechó la oportunidad para explicar los motivos por los que decidió incursionar en la política: “Era porque no tenia nada que hacer en ese momento, me aburría todo lo que hacia. A mí me prepararon para hacer banquero, yo estudie economía porque vengo de una familia de empresarios y de banqueros”.

“Mi tío fue presidente de American Express para América Latina y yo estudié economía para ser como mi tío, me gradué y le fui a pedir trabajo, pero me dijo que me daría un consejo y me mandó a buscar el periódico para que buscara trabajo y obtener experiencia y después veíamos, en ese momento me di cuenta que la decisión de ser banquero no era lo mío (…) yo nací para lo que estoy haciendo, aunque soy de orígenes italianos y en esa época no se veía que una persona que venía de donde yo incursionara en la política”, manifestó.

Asimismo, acotó que quedó “enganchado con Hugo Chávez y eso creo que fue lo que me permitió estar en esto. He trabajado día y noche (…) me estoy desintegrando en átomos porque el trabajo me tiene loco, pero lo hago con pasión y mucha esperanza de que las cosas pueden mejorar y yo sea una herramienta para que esto mejore”.

El dirigente contó que hace unos años fue operado de cáncer. “Yo soy sobreviviente, me quitaron un riñón. Dios me dio una segunda oportunidad de seguir con mi familia y de servirle a mi país, logré superar ese episodio y volví a ese espiral intensa de trabajo y de dedicación y la salud empezó a flaquear y tuve que, producto también de otras circunstancias políticas, apartarme y aproveché para refrescarme de salud y creo que hice lo correcto”. En ese orden de ideas, aseguró que el impasse fue con Francisco Ameliach, sin embargo, “fueron superadas totalmente nuestras diferencias, él es compadre mío”.

Además, indicó que el episodio que protagonizó durante su campaña electoral en Carabobo que se quitó la camisa en una actividad “tiene que ver con mis orígenes futbolísticas. Me emocioné tanto que me quité la camisa a lo Cristiano Ronaldo y la cosa se convirtió como una especie de identidad de la campaña, así que hicimos una camisa vinotinto con el número 10 y el nombre de Lacava atrás, las regalamos y la gente se puso como loca, fue una cosa espontánea que se convirtió en un gran marketing político”.

“A mi me dicen que yo soy un drogadicto en las redes sociales, pero yo en mi vida me he drogado y ademas no tomo, soy abstemio (…) pero uno es una figura pública y hay que aguantar lo que te lancen”, expresó.

Al ser consultado sobre si aspira a la Presidencia de la República, Lacava respondió: “En este momento ni se me pasa por la cabeza porque tengo tantos problemas con lo que estoy haciendo (…) pero como dijo Chávez, por ahora”, aunque si aclaró que siempre apoyará a Nicolás Maduro y “si no estuviera convencido que es una persona correcta y que ha buscado el beneficio del pueblo, no lo estaría apoyando (…) él es un hombre bueno y te lo puedo asegurar, lo han irrespetado”.

“Yo lo que quiero es que las cosas cambien en mi estado, que después que yo me vaya de allí, porque estos son cargos temporales, los carabobeños tengan una sensación de seguridad distinta, entre otras cosas”, finalizó.

Comments

Comments are closed.