El cierre de la empresa Good Year afectará toda clase de vehículos para el transporte de carga, pasajeros, turístico, taxis y más aún cuando en Venezuela no se cuenta con un sistema ferroviario, así lo expresó el vicepresidente de Fedecámaras, Ricardo Cusanno, quien además estimó que por lo menos 300 trabajadores quedaron cesantes.

En este sentido, el gremialista manifestó que la decisión de la empresa estadounidense se debe a la “falta de confianza al entorno económico abrumador”, según reseñó el portal web del diario El Universal.

De la misma manera, recordó que para 1998 en venezuela existían cerca de 600 mil empresas, por lo que indicó que, actualmente, “a duras penas” han logrado “subsistir” cerca de 200 mil “lo cual implica un daño al empleo estable” señaló.

La empresa estadounidense dedicada a la rama “cauchera” colocó, este lunes, un pequeño comunicado en las afueras de su planta, ubicada en Valencia estado Carabobo, que se “veía forzada” a cerrar sus operaciones en el país, al tiempo que informó a los trabajadores sobre el pago de sus prestaciones sociales, beneficios y salarios correspondientes al mes de diciembre. La misma fue dada a conocer por parte de los trabajadores a través de sus cuentas en las redes sociales.

El fabricante de neumáticos no explicó en sí lo motivos reales que promovieron su decisión, pero los trabajadores han reiterado que la medida se produce luego de más de tres años de caída continua en su línea de producción de cauchos que no logró subir a más de 20% de su capacidad, unas 9 mil unidades más o menos.

Comments

Comments are closed.