El presidente de la Confederación Venezolana de Industriales (Conindustria), Juan Pablo Olalquiaga, aseveró que la respuesta por parte de los venezolanos al cierre de Goodyear, compañía multinacional fabricante de cauchos para automóviles, debe ser de total “indignación y tristeza”, por la cantidad de trabajadores desempleados y por la pérdida de su importante servicio para el país.

“Los cauchos de Goodyear, junto con los de Pirelli que también cerró, venían a suplir necesidades a todos los venezolanos, a aquellos que tenemos carro y a los que andan en transporte público. Cuando cierran todos vamos perdiendo, esa es la gran tristeza y rabia que debemos sentir hoy todos los venezolanos”, precisó.

En este sentido, lamentó como la crisis económica que atraviesa el país, ha obligado a empresas como Goodyear a cesar sus operaciones en el país, lo cual tachó como parte de una “estrategia” del Gobierno nacional para asfixiar al sector privado.

“Hay un proceso de arquitectura que va imposibilitando la actividad económica de las empresas, pero también creo que hay una serie de desaciertos por incompetencia“, sentenció, durante una entrevista con Unión Radio.

Asimismo, Olalquiaga alertó que no descarta el cierre de más empresas en el transcurso del próximo año.

“Vamos a hacer pública la encuesta del tercer trimestre donde te das cuenta que las pocas empresas que van quedando, 2 mil 500 empresas privadas industriales versus 12 mil 700 que habían, aunado al bajo nivel operativo, las empresas están diciendo que cada vez les quedan menos meses de oxígeno para seguir vivas (…) Sin duda esté proceso destructivo no ha parado, está en pleno curso y van a cobrar muchas empresas en los meses que tenemos por delante”, destacó.

Comments

Comments are closed.