El exministro venezolano de Defensa, Fernando Ochoa Antich, consideró que la llegada de los bombarderos rusos a tierras venezolanas son “una estrategia” del Nicolás Maduro para “verse más fuerte”.

Asimismo, apuntó en una entrevistas a La Voz de América (VOA) que cree que dichas aeronaves no representa una amenaza para la seguridad nacional de Estados Unidos.

“Habría que preguntarse si esos dos bombarderos rusos significan una amenaza para Estados Unidos. Yo creo que no“, expresó el también exministro de Relaciones Exteriores.

Sostuvo que “la defensa aérea de Estados Unidos es muy importante. Con toda la tecnología que tienen para detener cualquier ataque aéreo, no creo que dos bombarderos sean problema“.

A lo que agregó que “aún usando armas nucleares”, los bombarderos rusos “no representarían una amenaza“.

Comments

Comments are closed.