Sin colas ni espera están los centros de votación de Caracas que visitó Sumarium. “Me tardé unos cinco minutos porque no sabía votar, no más, sin espera”, dijo una señora al salir de su centro en Chacao comentando que no conocía el proceso.

Y, aunque en los centros no se veían colas, en los Puntos Rojos si habían filas de personas esperando para escanear su Carnet de la Patria. Incluso en el municipio Chacao, de tradición opositor, en la Plaza “El Indio”, personas esperaban en medio de alegría y música.

En el colegio San Ignacio en un lapso de 10 minutos solo entraron dos grupos de personas, familias, en su mayoría personas mayores. “Hay que votar para ayudar al alcalde”, dijo un hombre.

“Yo no estaba muy segura de venir, yo prometí que no votaría otra vez, pero escuché al alcalde (de Chacao) y al final vine, pero déjame entrar antes que me arrepienta”, comentó una señora en la Escuela Municipal Andrés Bello.

El mismo escenario se repetía en el Municipio Libertador en el Liceo Andrés Bello en donde filas de sillas, destinada para votantes, permanecían vacías. “No hay mucha gente porque el proceso es rápido, además que no son presidenciales, por tradición viene menos gente”, comentó una joven que ya había ejercido su derecho.

En otra unidad educativa en Baruta, solo se veía a un nieto que acompañaba a su abuela. “Yo no he ido a votar, pero la voy a acompañar a ella”, contó.

“No hay vida”, concluyó un heladero cerca de un centro que espera hacer algunas ventas en este domingo electoral.

Comments

Comments are closed.