El defensor del pueblo de Venezuela, Alfredo Ruiz, confirmó que este sábado “falleció un indígena” en el municipio Gran Sabana del estado Bolívar (sur), donde se registró lo que calificó como “una situación delicada”.

Ruiz dijo en declaraciones a la radio privada Unión Radio que “parece que hubo un enfrentamiento (…) lo que sabemos es que hay una persona fallecida y una persona herida”, apuntó.

El ombudsman aseguró que personal de su despacho realizó entrevistas a familiares del fallecido y al propio herido y ninguno de ellos pudo definir si quienes participaron en el hecho “eran militares u otros grupos”.

Adelantó que “se está investigando la circunstancia en la que ocurrió este hecho” por parte de una comisión de fiscales del Ministerio Público y de la Defensoría que se han trasladado a la zona.

Po su parte, el periodista Germán Dam reportó que la persona herida se trata de un hombre y que ya se encuentra fuera de peligro.

También precisó que la causa de muerte de la persona fallecida, también un hombre y hermano del herido, fue un disparo en la pierna. Murió desangrado en un centro asistencial.

El diputado opositor, natural de esa entidad sureña, Américo de Grazia denunció ayer que fuerzas del orden atacaron a mineros de la zona, lo que desató enfrentamientos entre ciudadanos y agentes que se saldan hasta ahora, según el legislador, con un fallecido y varios heridos.

Por esta situación, en este municipio fue suspendida la elección de concejales que se lleva a cabo este domingo en todo el país, según informó la rectora del Consejo Nacional Electoral (CNE), Socorro Hernández, quien detalló que se está estudiando la reprogramación de los comicios en esa zona.

En esta zona venezolana rica en oro y diamantes, fronteriza con Brasil, se han registrado en los últimos dos años al menos tres matanzas de mineros con un saldo de más de 20 fallecidos.

El estado Bolívar, al cual pertenece Canaima, ha sido escenario de violencia por la acción de mafias que se disputan el control de ricos yacimientos auríferos en el Arco Minero del Orinoco, extenso territorio que el gobierno explota con compañías multinacionales para compensar la caída de los ingresos petroleros en medio de una grave crisis.

La población de Tumeremo fue conmocionada en marzo de 2016 por la matanza de 17 mineros, cuyos cuerpos fueron localizados en una fosa común. Otra masacre de 11 personas fue denunciada allí meses después.

Y en agosto de 2017, un choque entre presuntos delincuentes y militares en El Callao, también en Bolívar, dejó ocho fallecidos.

El 10 de febrero, una incursión militar en una mina de Guasipati se saldó con 18 muertos.

Con información de EFE.

Comments

Comments are closed.