Dos sujetos fuertemente armados ingresaron a la vivienda de un médico zuliano para robar y terminaron quitándole la vida.

Según fuentes cercanas a la vivienda, los homicidas ingresaron a la propiedad a través de un boquete que hicieron en la parte trasera de la misma en horas de la madrugada.

Vecinos aseguraron que escucharon ruidos pero que no hicieron nada debido a que pensaron que la casa se encontraba vacía. El horrible hecho sucedió en el sector Bella Vista ubicada en Maracaibo, estado Zulia.

Amadeo Rafael Basile Ferrer de 61 años de edad, quien se desempeñaba como médico con tres potsgrados en su haber, se encontraba en su vivienda cuando sintió la presencia de personas en la casa, de modo que se despertó para avizorar lo que estaba ocurriendo cuando se topó con los delincuentes que aprovecharon el manto de la oscuridad, para robar dentro de la casa objetos de valor.

Malhechores, al darse cuenta de la presencia del doctor, lo amarraron, golpearon y asfixiaron. Ya a las dos de la mañana no había rastro de ellos. Sin embargo, vecinos avisaron a las autoridades y a familiares sobre los ruidos en la vivienda, quienes se apersonaron a la escena de manera inmediata para encontrar el cuerpo sin vida del galeno y ni un rastro de los malhechores.

Según fuentes cercanas a la familia, el galeno era asediado por el crimen, ya que la casa había sido robada en otras oportunidades.

De acuerdo con las autoridades, el horrendo crimen fue calculado fríamente, ya que hace un mes antes perros cercanos a la residencia fueron envenenados como preparando el terreno a los criminales.

La víctima era muy querida en su comunidad. Aprovechaba su profesión para ayudar a las personas con menos recursos. Realizaba jornadas de cardiovasculares y atendía a quien lo necesitara. Lo único que pedía a cambio era la confianza de sus pacientes y una pequeña colaboración con la que ayudaba a otros necesitados.

Según fuentes del caso, dos sospechosos están siendo investigados, gracias a las evidencias recolectadas en el lugar. La hipótesis manejada, los ladrones son de lugares aledaños al hecho, se sospecha, que también pudieron haber sido, quienes robaron en otras oportunidades.

Personas familiarizadas con la zona, manifestaron que el sector es blanco constante del hampa. La poca iluminación pública, la falta de patrullaje, y el asedio constantes del hampa, hacen la formulada perfecta para el robo.

Comments

Comments are closed.