Rivales históricos del fútbol argentino, River Plate y Boca Juniors pugnaron este domingo por coronarse como campeones de Sudamérica en un Madrid blindado, escenario accidental de esta final marcada por la violencia ocurrida en Buenos Aires.

En el emblemático estadio Santiago Bernabéu, con unas tribunas copadas de argentinos llegados de todo el mundo, los equipos de Marcelo Gallardo y Guillermo Barros Schelotto desequilibraron el 2-2 registrado en la Bombonera en el ya lejano partido de ida del 11 de noviembre.

Un gol del colombiano Juan Fernando Quintero, de fantástico disparo desde el borde del área, en el minuto 108 de la prórroga, y otro de Gonzalo Pity Martínez, en el minuto adicional (121) dieron la victoria y el título de campeón de la Copa Libertadores a River Plate, que derrotó este domingo (3-1) a Boca Juniors en el estadio Santiago Bernabéu de Madrid.

Comments

Comments are closed.