El diputado de la Asamblea Nacional (AN), Luis Lippa, denunció durante una entrevista con Sumarium, que el Gobierno venezolano se ha “programado para destruir el aparato productivo del país”, en especial el sector ganadero, tras permitir e incluso impulsar reiteras expropiaciones, retenciones y regulaciones que dejan a los productores “desprotegidos ante la impunidad”.

“Las autoridades hacen lo que les da la gana”, sentenció en alusión a una retención de 600 toneladas de carne y 50.000 kilos de queso, que realizó el Gobernador del estado Apure, Ramón Carrizales, en días pasados.

“Fueron 3.000 reses que eran para distribuir a los mercados centrales, pero si no permiten la salida de las reses, se deja de abastecer a un mercado que genera una administración económica importante“, resaltó.

En este sentido, destacó la importancia de proteger y estimular a los pequeños y medianos productores bajo el desarrollo pleno de la libre demanda en el mercado. “Si no se protege al productor cada día vamos a ser mas pobres y cada día conseguir comida va a ser más difícil”, aseveró.

“En Apure hoy somos productores pero los ciudadanos no están comiendo carne, porque la escasez no lo permite”, lamentó, al tiempo que rechazó el nuevo valor publicado a través del listado de “precios justos”, en que el este producto quedó fijado en 420 BsS por kilo.

“Quieren pagar el precio de la carne a un valor que está por debajo de los costos y nadie va a producir para perder. Mientras el Gobierno siga poniendo control de precios le estará poniendo esposas a las manos de los productores”, concluyó.

Comments

Comments are closed.