El pelotero Elvis Escobar dio una declaración a la televisora Promar TV, sobre el hecho en el que perdieron la vida sus compañeros de Cardenales de Lara, Luis Valbuena y José Castillo, la cual podría dar un giro inesperado a la investigación que se realiza sobre este hecho ocurrido en la autopista Cimarrón Andresote de Yaracuy.

Escobar reveló que ninguna persona, exceptuando a los sobrevivientes Carlos Rivero y Raúl Álvarez, podría tener mayor claridad del accidente. Aseguró que pudo observar parte de lo ocurrido desde el vehículo que iba detrás de la camioneta Toyota Fortuner en la que se trasladaban y luego murieron los dos deportistas. “Yo presencié el accidente, es algo muy difícil para mi haberlo presenciado”, explicó.

“Traté de ayudarlos, pero me di cuenta que estaban sin signos vitales“, aifirmó.

Manifestó que veinte minutos antes del accidente se habían parado y conversaron durante cinco minutos. “Yo venía detrás de ellos, en el carro de atrás venían Vicente Campos y Francisco Arcia, yo me bajé corriendo y vi a Carlos gritando y entre nosotros tres lo agarramos y lo sentamos. No tenía ningún daño”, aseveró. “El muchacho que venía manejando quedó dentro de la camioneta y se salvó de milagro porque cuando estaba dentro de la camioneta fue impactado por una gandola, luego que ocurrió eso lo pudimos sacar”.

Escobar dijo que “sabíamos que la intención de eso era que nos paráramos para robarnos, cosa que no ocurrió, aunque por ahí he escuchado que han dicho que sí. Yo agarré casi todas las pertenencias de ellos, junto a Arcia y Campos. Lo único que se pudo perder fue una maleta de Carlos Rivero, que no quisimos ir a buscar por miedo a que nos robaran porque cayó al monte luego del impacto de la gandola”.

Calificó el incidente como un vil asesinato, puesto que el vuelco fue provocado por los obstáculos en la vía, pese a que habían tomado todas las precauciones. “Quienes hicieron eso lo hicieron con toda la maldad para que las personas fallecieran”, puntualizó.

Comments

Comments are closed.