La Agencia Tributaria ha concluido, tras un año de investigación, que la cantante colombiana debió pagar sus impuestos en España entre 2012 y 2014 y la fiscalía se querellará contra ella, según reseña el diario El País.

Shakira se enfrentará a una causa penal por haber defraudado, presuntamente, 14,5 millones de euros a Hacienda.

La clave del informe presentado radica en el hecho que, desde 2011, año en que se conoce su relación con el futbolista del F.C. Barcelona Gerard Piqué, estableció su residencia en Barcelona. En la Ciudad Condal ha dado a luz a dos niños que van a un prestigioso colegio cercano a su imponente casa situada en Esplugues de Llobregat, muy cerca de Barcelona.

La ley establece que, si un ciudadano pasa la mitad del año (más un día) en España, se le debe considerar residente a efectos fiscales, por lo que debe tributar en el país. Según Hacienda, Shakira simuló vivir en Bahamas para eludir el pago de impuestos.

En un comunicado hecho público la tarde de este viernes, los portavoces de la cantante aseguran que Shakira “no debe ninguna cantidad” a Hacienda y aclara que en los años investigados siguió “el criterio y las recomendaciones precisas de Pricewaterhouse”, que son “especialistas de primer nivel en temas tributarios”.

La nota recuerda que la artista colombiana “tiene una actividad profesional muy intensa y fuera de España” y que, por lo tanto, “su estructura familiar es muy diferente de los modelos convencionales”. La oficina de comunicación expresa además la “disposición absoluta” de la cantante a colaborar con Hacienda para “solucionar las diferencias de criterio” y destaca que su conducta tributaria “ha sido intachable en todos los países en los que ha tenido que tributar”.

Comments

Comments are closed.