Un joven estadounidense identificado como Joseph Michael Lopez, de 23 años, fue condenado esta semana a 48 años de prisión tras asesinar a Natalie Bollinger, de 19 años, quien presuntamente lo había contratado para que acabara con su vida de forma intencional, tras dejar un aviso de solicitud en una página web.

Investigaciones posteriores del caso revelaron que el hombre había contestado al mensaje usando un nombre falso, en el cual la joven escribía: “Quiero ejecutarme a mí misma“.

Al principio, Lopez sostuvo que no había accedido a la petición y que Bollinger se había disparado a sí misma, sin embargo, al ver las pruebas existentes contra él, confesó que tras recoger a la víctima en su casa, discutieron la remuneración que iba a percibir mientras la chica le explicaba que quería que la mataran “de rodillas… ejecutada por detrás”, para lo cual trajo su propia pistola.

Bollinger desapareció el 28 de diciembre del año pasado. Pocos días después, la Policía descubrió que se había intercambiado más de cien mensajes con su futuro asesino, por lo que fueron a interrogarlo.

Al ver llegar a los agentes, Lopez les dijo que sabía por qué habían venido y que “estaba seguro de que tenía que ver con la mujer con la que habló en Craigslist”, según lo reseñado por Actualidad.RT.

Según los médicos, la joven falleció a causa de una herida de bala en la cabeza y tenía un “nivel de heroína potencialmente letal” en su organismo en el momento de su muerte.

El acusado alegó que trató de disuadirla de su idea mientras conducían en busca de un lugar donde cometer la ‘ejecución’, pero Bollinger se mantuvo firme en su decisión de terminar con su vida debido a los problemas que tenía con su novio.

Por este caso, el acusado fue declarado culpable de asesinato en segundo grado tras llegar a un acuerdo con la Fiscalía, lo que le permitió evitar una condena por asesinato en primer grado, que le habría costado cadena perpetua.

Comments

Comments are closed.