Un tribunal de Perú ordenó este viernes 18 meses de prisión preventiva para el presidente de la Federación de fútbol (FPF) de ese país, Edwin Oviedo, como presunto autor mediato de los homicidios de dos sindicalistas de una empresa ligada a él, informó el Poder Judicial.

“El juez Carlos Chanamé ordena 18 meses de prisión preventiva contra Edwin Oviedo, como presunto cabecilla de la organización criminal ‘Los Wachiturros de Tumán’“, indicó el Poder Judicial en Twitter.

El fiscal a cargo del caso, Juan Carrasco, había solicitado la prisión preventiva para Oviedo en una causa en la que se investiga los asesinatos de los exdirigentes sindicales Manuel Rimarachín, en octubre 2012, y Percy Farro, en mayo del 2015.

Según la denuncia de la Fiscalía, Oviedo ordenó dichos homicidios en represalia por las actividades de protesta que éstos organizaban contra el dirigente de la FPF cuando se desempeñaba al frente de la azucarera Tumán, en Chiclayo.

Tras una semana de una audiencia judicial, el juez de Chiclayo, Carlos Chanamé, aprobó el pedido de prisión de 18 meses, un caso conocido en Perú como “Los Wachiturros de Tumán”.

La policía detuvo el jueves a Oviedo, sospechoso de ser miembro de una “red de corrupción” integrada por prominentes jueces, ahora destituidos, y hombres de negocios.

Según la Fiscalía, el pedido de prisión preventiva se hizo ante un inminente “peligro de fuga”.

Oviedo, quien dirige la FPF desde enero de 2015, es investigado por “cohecho” y “tráfico de influencias”. En su reemplazo la Federación quedó a cargo del vicepresidente Agustín Lozano, quien asumió este viernes sus funciones.

AFP.

Comments

Comments are closed.