El auge del 25º ciclo de actividad solar se registrará en los años 2022-2023, por lo que la probabilidad de pérdidas multimillonarias así como cataclismos globales, que mencionan en “impactantes predicciones” analistas daneses, se aproximan a 0, según explicó Yuri Nagovistyn, investigador jefe del Observatorio de Púlkovo, el cual es el principal observatorio astronómico de la Academia de Ciencias de Rusia.

Anteriormente, el banco danés de inversiones Saxo Bank, publicó una lista de sus ‘Outrageous Predictions’ (impactantes predicciones), una de las cuales dice que durante el próximo año, en el marco del 25º ciclo de actividad solar, el hemisferio occidental de la Tierra se verá afectado por una fuerte tormenta solar. La mayoría de los satélites que estén sobre ese lado del planeta, serán destruidos, lo que provocará un caos inminente en el sector del transporte dependientes del GPS y en la infraestructura eléctrica, reseñó Russia Today.

“En cuanto al ciclo solar, puede comenzar en el 2019, pero lo más probable es que empiece en el 2020. Pero esto solo será el comienzo del ciclo solar y no debemos esperar grandes perturbaciones geomagnéticas causadas por la actividad solar“, reveló el científico. También especificó que “el auge del ciclo solar, cuando las poderosas llamaradas en el Sol sean realmente posibles, se registrará aproximadamente en los años 2022-2023”.

En este sentido, el científico explicó que a consecuencia de estas erupciones solares, “algunos satélites, tanto grandes como pequeños, podrían fallar. Sin embargo, lo más probable es que no ocurra ningún cataclismo global”.

Asimismo, el investigador señaló que las llamaradas solares muy potentes sí podrían afectar la infraestructura terrestre.

“Durante la historia de las observaciones, hubo dos o tres erupciones muy poderosas. En los años 60 del siglo XIX, una llamarada así de potente hizo chispear [los cables del] telégrafo; en el siglo XX, otra erupción solar dejó a la provincia canadiense de Quebec sin luz durante 6 horas“, destacó.

La periodicidad de la actividad solar fue descubierta por los astrónomos a mediados del siglo XIX, cuando revelaron que el ciclo del mismo tiene un promedio de unos 11 años. Es decir, intérvalos de 3 y 4 años de una relativamente rápida actividad solar, seguida de una disminución gradual los próximos 7 años.

Comments

Comments are closed.