Rusia vuelve a permitir el paso de los barcos ucranianos por el estrecho de Kerch, tras el bloqueo que motivó la escalada de la tensión en las últimas semanas, aseguró hoy el Gobierno ucraniano.

“Los puertos de Mariupol y Berdyansk vuelven a estar parcialmente transitables”, informó el ministro de Infraestructura, Vladimir Omelyan, en un comunicado. “Los barcos están siendo detenidos y controlados por Rusia, como antes, pero el tráfico ha sido parcialmente restablecido“, dijo el ministro.

El pasado 25 de noviembre, la guardia costera rusa abrió fuego, se incautó de tres buques ucranianos y detuvo a los 24 marineros que viajaban en ellos cuando intentaban atravesar el estrecho de Kerch, alegando una violación de su soberanía. El estrecho separa el mar Negro y el de Azov, frente a las aguas de la península ucraniana de Crimea, que Rusia se anexionó en 2014.

El incidente provocó una fuerte escalada de la tensión entre los dos países y dejó en la práctica bloqueado el acceso a los dos puertos ucranianos, algo que el Kremlin desmintió sin embargo el lunes.

Según Omelyan, 17 barcos esperan a acceder por el estrecho para entrar en el mar de Azov y otros nueve se encuentran en los puertos. Moscú justificó el atasco por el mal tiempo.

Omelyan dijo ahora que los últimos acontecimientos indican una cesión por parte de Rusia y se refirió a la “clara reacción internacional y la atención que recibió el caso en los medios internacionales”.

Por esos puertos ucranianos transcurre la exportación de acero y cereal. Un bloqueo de ambos podría volver a debilitar la economía en el sureste de Ucrania.

DPA.

Comments

Comments are closed.