La abogada defensora de Derechos Humanos y directora del Instituto Casla, Tamara Sujú, entregó este martes en la Corte Penal Internacional (CPI) un informe en el precisó “el sistema torturador y los patrones utilizados por los organismos de seguridad e inteligencia” del Gobierno venezolano en 2018.

Asimismo, indicó en un video publicado a través de su cuenta en la red social Twitter que hubo 190 “nuevas víctimas, 84 del año pasado y 106 de este año, que fueron violentadas por el Estado venezolano“.

Explicó que expuso “los terribles patrones de tortura que ejecutaron los organismos del Estado” y pidió que se abra una investigación.

Cabe destacar que el informe fue presentado previamente al secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro.

 

Comments

Comments are closed.