La crisis económica que atraviesa el país, ha afectado la parte íntima de los venezolanos, y es que adquirir una simple ropa interior se ha vuelto un lujo, que no cualquiera se puede dar.

Anna Urdaneta, quien se desempeña como Costurera, manifestó que los venezolanos han optado por remedar la ropa, ante lo difícil que se ha vuelto adquirir una prenda nueva. Además, manifestó que desde hace varios meses, el reciclaje se extendió a la ropa interior de damas y caballeros.

“Anteriormente esas piezas eran reemplazadas por nuevas, cuando se ponían feas pero ahora hay quienes les cosen los huequitos y hasta quienes pagan por una reconstrucción”.

Según reseña Noticias al Día, la mujer afirma que con frecuencia los caballeros visitan su negocio, llevándole su ropa interior en mal estado para que les haga “milagro”.

“En las últimas semanas han aumentado los pedidos para arreglar los bóxer, sobre todo, en la entrepierna, donde se debe colocar tela nueva y el precio por la reparación varía según el tipo de desgaste de la pieza entre 100 y 200 bolívares soberano”, indicó.

Cabe destacar que estos precios son accesibles al bolsillo de los caballeros, porqué en los comercios de Maracaibo las prendas íntimas oscilan entre 8 mil, 11 mil y 13 mil bolívares soberanos, que para la mayoría de los hombres de familia con un sueldo mínimo se les hace imposible pagar.

Pero no solo los hombres son los que pagan por la reparación de su ropa interior, sino que muchas de sus clientes mujeres, con frecuencia, llegan para remendar los sostenes, pantaletas y cachetero

Comments

Comments are closed.