La navidad es la época del año donde creemos que podemos comer más que los demás y que demás épocas del año. Por ello, podemos ver como exactamente en diciembre nuestro peso tiende a subir. En tal sentido, debemos cuidar diferentes aspectos de nuestro día a día como la alimentación o el deporte.

A juicio de la nutricionista española, Marta Villarino Sanz, el ser humano establece que debemos comer más a final de año porque es lo que “esta establecido socialmente”. Sin embargo, la especialista nos deja unos consejos y recomendaciones para evitar subir de peso durante este mes: consumir mucha fruta y verdura, hidratarse evitando el alcohol, tomar proteínas, moderar el consumo de dulces y hacer actividad física.

Alimentación equilibrada

Hacer las cinco comidas diarias es muy importante: “Se recomienda tomarlas durante todo el año y, así, nos será más sencillo mantenerlas en el transcurso de las Navidades. Es igual de importante ahora que en el resto del año mantener una alimentación equilibrada”, explica Villarino.

Tomar fruta y verdura

La fruta es un alimento que aporta a nuestro organismo vitaminas, minerales y fibra. Además de consumirse durante todo el año, en estas fechas, “incluirla en las comidas principales, como en la de Navidad o Año Nuevo, facilitará que el consumo de dulces sea menor. Además, existen muchas recetas que son muy navideñas y que nos ayudarán a comerlas con más gusto”, comenta Villarino, quien recomienda huir de los platos que contengan una gran cantidad de grasas, y en caso contrario, moderar su consumo; y seguir “el esquema del plato de Harvard, que siempre incluye fruta y verdura, modelo con el que conseguiremos unas comidas más equilibradas”.

Más agua y menos alcohol

Según la nutricionista de Codinma, “nuestra alimentación siempre debe ir acompañada por el agua. Tenemos que reducir el consumo de alcohol, ya que es un tóxico que no aporta ningún nutriente y, además, en lo relativo a la parte calórica, estamos incluyendo mucha carga en poco volumen”. Si se opta por consumirlo, se recomienda hacerlo de manera moderada.

Tomar proteínas

Nuestra dieta debe contener proteínas, que se pueden obtener a través de diferentes alimentos, según Villarino: “Alternando entre la carne (la de tipo roja se debe moderar, no está prohibida) y el pescado (variando el consumo de blancos y azules e incluyendo huevos)”. La especialista de Codinma señala, además, otro grupo de alimentos que aportan proteínas, las legumbres.

Cuidado con los dulces navideños

Si algo caracteriza estas fechas son los dulces típicos de Navidad, como los polvorones, los turrones, los mazapanes, etc. Para la experta, “no deben comenzarse a comer un mes antes porque lo ocasional pasa a ser rutinario. Además, una vez que finalicen los festivos, es importante que el cálculo previo de la compra haya sido lógico para que no sobren grandes cantidades”.

Hacer ejercicio

Durante la Navidad hay que continuar con el ritmo de nuestra rutina deportiva, ya que en esas fechas, debido al aumento de “compromisos, la intensidad del ejercicio, en ocasiones, es menor. No podemos caer en esa dejadez”, destaca Villarino, quien aconseja no incrementar su intensidad, “porque muchas veces tenemos la idea errónea de que si se hace más ejercicio se engordará menos”.

Comments

Comments are closed.