El secretario de Gobierno del estado Zulia, Lisandro Cabello, informó que los resultados de los exámenes realizados a la jovencita de 12 años de edad, quien fuese víctima de abuso sexual por parte de un cura en Maracaibo, resultaron positivos en violación. La experticia comprendió revisión en los genitales de la joven.

En este sentido, Cabello criticó la posición de ciertos representantes de la iglesia católica, quienes nunca solicitaron una reunión con el cuerpo policial del estado o con el gobernador de la entidad Omar Prieto, para enterarse de los pormenores de la captura en flagrancia de Iván Merino.

Mucha seriedad hemos tenido en torno de este caso. Nosotros somos capaces de entender que una cosa es el tema religioso espiritual y otra cosa es la política. Hemos sido bien cuidadosos en el manejo de este caso”, expresó Cabello, quien además aseguró que la alta jerarquía de la Iglesia actuó de manera tardía con una rueda de prensa de apenas 10 minutos, según reseñó el portal web Versión Final.

“Debieron buscar una conversación con nosotros”, insistió al tiempo que cuestiona el manejo que desde España, la familia de Merino procura darle al caso, como si se tratara de un procedimiento ejecutado en el marco de una operación de hostigamiento o persecución con miembros de la Iglesia. “Quieren vender que el chavismo trataba de violar sus derechos humanos y nunca ha sido así”.

Determinante

Cabello recordó que es abogado y que el efecto de la difusión del video fue determinante para que un suceso tan indignante no quedara impune. Frente a las autoridades, ante las que reconoció el crimen, el sacerdote confesó que él se había “encariñado” con ella y ella también con él.

El video afortunadamente llegó a buena parte del mundo. Se preparaban sus abogados y los de la Iglesia para negar este hecho. Le pregunto a la alta jerarquía de la Iglesia católica, mi iglesia, ¿basta una rueda de prensa? Vayan para que la familia de la niña. ¿Ya lo hicieron?”, preguntó.

El secretario de Gobierno aseguró que a Merino le respetaron sus garantías constitucionales. “El video aparte de alarmar a cualquier padre en el mundo sorprende a la Iglesia. Él no sabía que lo estábamos grabando. La defensa se preparaba para solicitar un beneficio de libertad condicional porque no había un hecho que lo incriminara sino el reporte de un policía que lo capturó en flagrancia”.

El obispo auxiliar de la Arquidiócesis de Maracaibo, monseñor Ángel Caraballo, dijo a periodistas en rueda de prensa el miércoles 28 de noviembre que Merino fue excomulgado, al tiempo que expresó “dolor” y “vergüenza” por la situación. “Pedimos perdón de corazón, nos duele muchísimo (…), si una persona cometió un acto impropio no podemos deducir que todos lo harán, confíen en sus sacerdotes que hay muchos que han dado la vida por el evangelio”, señaló.

Comments

Comments are closed.