El expresidente peruano Alan García se puso a disposición de la fiscalía de lavado de activos que lo investiga por corrupción, según una declaración leída por su secretario privado luego que este lunes abandonara la embajada de Uruguay.

“Estaré en mi domicilio a disposición de todas las investigaciones y convocatorias que se me hagan”, indica en la declaración leída a periodistas por su secretario Ricardo Pinedo. Más temprano, García había abandonado la embajada uruguaya en Lima luego que se le negara el pedido de asilo.

García abandonó hoy la residencia del embajador de Uruguay en Lima después de que el Gobierno de ese país rechazara el pedido de asilo diplomático que presentó hace veinte días, informó hoy el canciller peruano, Néstor Popolizio.

García salió de la residencia antes de que se difundiera públicamente el rechazo a su pedido, aparentemente en un vehículo de alquiler que ingresó en la residencia y luego la abandonó, según imágenes difundidas por el Canal N de la televisión peruana.

El presidente uruguayo, Tabaré Vázquez, informó que rechazó la solicitud de asilo de García.

Comments

Comments are closed.