El gobernante de Ecuador, Lenín Moreno, retiró el lunes las funciones asignadas a su vicepresidenta María Alejandra Vicuña, quien está siendo indagada por la fiscalía por supuestos cobros indebidos de dinero cuando fuera legisladora.

“He decidido liberar de sus funciones” a la vicepresidenta, dijo el mandatario durante la posesión de nuevos ministros en Quito. Sin embargo, la decisión no implica la destitución de Vicuña, a quien la Asamblea Nacional pidiera el pasado jueves su renuncia tras ser acusada por un exasesor.

“Para que pueda ejercer sin interferencias de ningún tipo su derecho a una legítima defensa, por eso la libero de sus funciones”, añadió Moreno.

Vicuña estaba encargada de programas sociales y la reconstrucción de los daños dejados por el terremoto de 7,8 grados que sacudió el oeste del país el 16 de abril de 2016, dejando 673 muertos y pérdidas por más de 3.000 millones de dólares.

En Ecuador, el vicepresidente no puede ser destituido por el mandatario.

La única vía para suspenderlo de su cargo es a través de un juicio político en la Asamblea Nacional, donde el oficialismo perdió la mayoría tras una pugna de poder entre Moreno y el exmandatario Rafael Correa (2007-2017). AFP

Comments

Comments are closed.