Lorent Saleh, torturado por el Estado “terrorista” según su testimonio, advirtió este lunes de que el odio es la peor manera de servir a un país.

“El pueblo venezolano es profundamente pacífico, la tiranía lo sabe y por eso se aprovecha”. Pero las tiranías “también sangran, sudan se agotan y se derrotan”, afirmó durante el seminario “Grandes desafíos de Iberoamérica”, de la Fundación Internacional para la Libertad que se realiza en Madrid, España.

Por eso, hace falta “determinación y voluntad política” por parte de España y Europa. “¿Cuántos muertos más hacen falta?”, se preguntó en alusión al concejal Fernando Albán, fallecido cuando se encontraba bajo custodia del servicio de inteligencia del Estado venezolano. Según la fiscalía, se arrojó al vacío desde un piso décimo.

Con información de EFE

Comments

Comments are closed.