Tras casi seis meses del fallecimiento del chef Anthony Bourdain, su colega y amigo, Eric Ripert, quien fue la persona que lo encontró muerto, rompió el silencio para hablar de lo sucedido.

“Anthony era mi querido amigo. Era un ser humano excepcional, inspirador y generoso”, así lo afirmó Ripert en un comunicado en junio pasado, al tiempo que lo describía como “uno de los mejores narradores de nuestros tiempos”.

Durante la primera entrevista luego del deceso, Ripert reveló la entrañable amistad que tuvo con su colega durante 20 años, “tuvimos 20 años de amistad, una amistad detrás de cámaras por supuesto y también frente a cámaras porque fui invitado muchas veces a su programa. Viajábamos y siempre era tremendamente divertido”.

Asimismo destacó que su compañero era una persona “muy curiosa de la naturaleza“, además de ser “respetuoso de otras culturas. La idea era no tener miedo de viajar y no tener miedo de ir a otros países y no quedarse en el resort, no quedarse en el hotel y comer el menú normal. Simplemente salir, salir a la calle y entablar conversaciones con la gente. Él fue muy bueno derrumbando paredes entre nosotros y otros países que aveces tenemos miedo de visitar y eso es gran parte de su legado”.

Vale recordar que Bourdain se suicidó el pasado ocho de junio, mientras se encontraba en Francia grabando un nuevo episodio de su programa Parts Unknown, era de origen norteamericano, reseñó Infobae.

Comments

Comments are closed.